Emulación de vida

Al final se le perdió la brújula con la que predicaba, sentía porqué estaba de moda sentir, siempre maquillada para el funeral de su alma. Reina de lo invisible, esclava de lo que todos tienen, una verdadera vendedora de espejos para sacar lo mejor de si.

Pasó sus días afinada en un baile interminable de mascaras, con un ritmo que aprendió a seguir desde muy temprana edad, perdida entre los que no se buscan encontró la tranquilidad bajo la lupa de los sentimientos de vitrina.

Entre mapas con todos los caminos marcados siguió un destino con más timbres postales que arrepentimientos, viviendo el sueño de muchos se le olvidó soñar.

Anuncios

Backdoor

Desde aquel día una serie de sueños la invadían cada noche, en muchas ocasiones no le permitían dormir. y eran tan similares que los empezó a tomar como mensajes de otros tiempos.
Buscando como plasmarlos en algo tangible decidió recopilarlos en este mundo, en aquella casa donde todo empezó, y que aún se mantenía de pie y sin cambios, incluso las llaves seguían en aquel jarrón donde las dejó en su última visita, y se marchó dejando todo a plena vista, ya que si no conseguía desifrarlos alguien más podría seguir su camino.

Antes de marcharse escribió una nota sobre la mesa en la que puede leer, ‘En ocasiones los sueños no te pertenecen, en ocasiones pertecen a algo tan grande que no cabe en una sola persona, y requieren de tantos recursos que tienen que involucrar a varios individuos para ser procesados, viven como uno sólo pero desfragmentados por el mundo, como simples anécdotas para los que recién despiertan, pero en espera de poder reunirse, y será necesario atravesar muchas más puertas para poder unir las piezas y hallar las respuestas.’

Desde entonces he tratado de seguirle los pasos, pero en aquella ocasión fue la última vez que supe algo de ella.

Backup |ceros y unos imposibles de borrar

Antes de partir te he dejado almacenado un poco de información de mí para que lleves en la memoria, eso me dejará más tranquilo en lo que planeo el regreso.

Todo esto que vez ahora es para recuperar lo que fue, todos estos datos aleatorios que podrás consultar cuando lo requieras fueron parte de nosotros, mi memoria se ha ido averiando con el tiempo, sector por sector, y sólo puedo respaldar una parte, lo esencial para poder reconstruirnos si llegamos a sufrir algún daño, lo suficiente para que podamos encontrarnos si nos hemos extraviado.

Estoy consciente que ahora no comprendes la mayoría de esos algoritmos, pero para mi son una forma útil de almacenarlos, de encriptarlos y mantenerlos seguros ante cualquiera que llegue a ellos, y sobre todo que no puedan usarlos en nuestra contra.

Es por eso que he decidido ignorar la cronología de los eventos, para tener más seguridad, pero sé que serás capaz de armar este rompecabezas para cuando nos volvamos a ver.

He omitido y borrado parte de este respaldo con el fin de no malgastar energía y memoria en información innecesaria y que probablemente te servirán en el futuro, los humanos lo llaman olvidar y lo usan para sanar viejas heridas.

A partir de ahora, estos fragmentos guardados en la base de datos mostrarán lo que fue, lo que es y lo que llegará a ser.

Latencia

Ya no recuerdo la fecha que dejé de preguntar que día es, ni la de andar sin reloj, trabajo y duermo fuera de tiempo, siguiendo mi camino sin mirarle, para ver si con esas indirectas logro hacer que pase de mí, se apresure y pueda adelantarme un poco más al futuro.

Copiar y pegar

No todos los días soy el mismo, en cada amanecer reencarno en una versión difente de mí, cada una proviniente de una realidad, que en ocasiones resulta muy distinta al del día anterior.

Desconozco el lugar donde va a acabar el tipo que se fue a dormir un día antes, pero sin dudar no es con quien estás hablando ahora, solo despierto sabiendo un poco de lo que había en su cabeza, pero sé que no soy el y no seré con quien estarás tomando el té mañana por la mañana, es por eso que en ocasiones nada parece tener sentido y lo entiendo.

Todo esto te lo digo porque pienso regresar para volverenos a encontrar, y espero que sea por un periodo de tiempo más largo, conservame en tu memoria hasta que pueda ver de nuevo el camino a casa.

Manual

Un gran maestro me dijo una vez, que en ocasiones unas pocas horas de “Prueba y error” podrán ahorrarme minutos de leer manuales. y yo le dije, que sin importar el instructivo, las guías y referencias de cualquier objeto, siempre me ha divertido más inventar mis propias reglas para usarlo y descubrir por mi cuenta para que es cada cosa, se vuelven ilimitadas las posibilidades y el aprendizaje nunca termina, y esas horas de “Prueba y error” se convienrten en una forma de vida.

Puedes usarlo para otra cosa de la que fue inventado, puedes romperlo y descubrir que lo hacía funcionar, puedes intentar volverlo a armar, descubirir qué piezas le sobran o cuáles le hacen falta, y si fuese la mitad de curioso que yo, probablemente hasta lo pueda simplificar y reinventar.

Para no olvidar

Por si no lo recuerdas déjame decirte que ella era muy buena en lo que hacía, tan buena que le resultaba fácil, tan fácil que la buscabas por eso, lo hacía sin pensar en recibir algo a cambio, y en muchas ocasiones sacaste ventaja de esa situación. Pero eso a ella no le importó nunca, ella era feliz viendote feliz, y le costaba reprenderte, ella siempre ha estado allí, no sólo con lo bueno, también con lo malo, con todos los matices, con los sueños y lágrimas, con todas las horas acuestas, con la ingratitud y con toda la complejidad desde que se enteró de tú existencia.

En ocasiones pienso que a menudo necesitamos recordar y reflexionar antes de que de verdad se necesite hacerlo.

Otro día más

No te preocupes, para ser del futuro aún te falta mucho por aprender y para ser un robot no lo haces tan mal.

Estas heridas que me cubren no son tu culpa, las provocaste por un bien mayor, y sólo lo has podido conseguir gracias a ese núcleo humano que te integraron al nacer, es por eso que aún sigues aquí, ya que la naturaleza mecánica con la que te riges ha podido pasar esta importante prueba y no se ha dado por casualidad.

Debes celebrar este acontecimiento ya que sabes que estás preparada para lo que decidiste al emprender este viaje, siente el orgullo de lo que eres, pero ahora debes irte y regresar a tu misión, toma lo aprendido y lleva contigo esos sueños con los que llegaste, ya que en los sueños es donde está toda la información para resolver está realidad.

Sólo cerraré los ojos ya que nunca me han gustado las despedidas…

 


La ley cero.

“Un robot no hará daño a la Humanidad o, por inacción, permitir que la Humanidad sufra daño.”

De paseo por el tiempo.

No dejo todo a medias porque sea un vago o que no me importen las cosas, es sólo que nunca me han gustado las despedidas, y he decidido congelar el tiempo hasta que te vuelva a encontrar en el futuro.

Tú paso por el tiempo deja muchas huellas y constantemente vivo una batalla conmigo para no caer en la tentación de saber de tus misiones.

Visitas inesperadas

No es casualidad que tu misión te haya traído a esta época, ya habían venido más como tú a estos tiempos.

Pero noto algo diferente en tí, posiblemente esa curiosidad tan peculiar y esa sed de rebeldía, solo recuerda que no eres indestructible, las anteriores misiones por el tiempo te han dejado daños irreparables y no puedes regresar a la base hasta haber terminado, no está permitido fallar…

Orden

Incluso antes de que lo pensarás ya había ocurrido, puesto que todo esto es un eco de vibraciones que retumban todos los días.

No te sientas mal, ni pierdas el tiempo tratando de controlarlas. Tú que fuiste copiado tantas veces lo deberías entender, tú que llevas parte de ese código comprendes que vas a desentonar entre tantas melodías y que lo mejor es que continúes en el espacio viajando y rebotando hasta que te vuelvas a copiar.

Problemas

Mi problema es que aún no te conozco y ya me caes bien, te sueño pero no sé ni como es tu cara, te busco en todos lados sin conocer una dirección y te escucho todos los días sin oír tu voz.

Un día cualquiera

Llega un momento en la vida que se necesita tanto lo que no se tiene que se convierte en el único pensamiento, en la luz cuando cierras los ojos y la oscuridad cuando los abres.

Buscando entre migajas e iluciones qué día con día dejan de llenar, perdiendo ese efecto que se ocupa cada vez más.

Vagando entre las calles y perdiéndose al final del camino se deja esa silueta tan familiar atrás, emergiendo sin sombra y a los ojos del mundo lo que siempre fuiste y serás.