Variables


Te contaré una pequeña historia, es la de un hombre que va pasando por una carretera y se le revienta una llanta, se baja de su coche para poder hacer el cambio por el repuesto que tenía y se da cuenta que no tiene las herramientas necesarias, del otro lado de la calle ve una casa, a la cual se dirije para conseguirlas y poder hacer la reparación para irse.

En el camino empieza a pensar…

– ¿y si las personas no son agradables?

Después de avanzar unos metros vuelve a pensar…

– ¿Tendrán las herramientas necesarias?

Continúa su camino y vuelve a preguntarse…

– ¿y si no me las quieren prestar?, ¿cuánto me cobrarán por usarlas?

Y así va continuando su camino hasta quedar en frente de la puerta, toca un par de veces y al momento que se abre empieza a salir un anciano, antes que pudiera decir “Buenas noches”, el hombre todo molesto le dice:

– Por mí puede quedarse con sus malditas herramientas!!!

Y se va de nuevo a la carretera…

Fin.

Esta es una pequeña historia que escuché en un programa de tv hace tiempo y siempre la tengo en la mente, y que me hace pensar en el camino de las suposiciones y como puede hacernos una mala jugada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s